Consejos para empezar a gestionar las redes sociales de una inmobiliaria de manera profesional

Muchos negocios abandonan sus perfiles cuando pasado un tiempo no obtienen los resultados que esperaban. Estas expectativas, a menudo, son fruto de una idea equivocada acerca de para qué sirven las redes sociales en una estrategia digital. Si no quieres que esto también te ocurra a ti y quieres gestionar las redes sociales de tu inmobiliaria de manera profesional, te damos algunos consejos para que empieces ahora mismo.

Las redes sociales han cambiado nuestra forma de relacionarnos y buscar información, por eso, son imprescindibles en la estrategia digital de casi cualquier negocio. De eso ya no cabe duda. Por eso, para no acabar desistiendo de ellas, hay que tener claro desde el principio qué podemos esperar una vez empezamos a gestionar las redes sociales de una inmobiliaria de manera profesional.

Dar visibilidad y generar confianza

Las redes sociales sirven, sobre todo, para dar visibilidad a las marcas y generar confianza en ellas, en lo que ofrecen. Vender a través de las redes sociales es muy difícil, a no ser que tengas un e-commerce, ya que las personas estamos en las redes durante nuestros momentos de ocio. Por lo tanto, con las redes sociales lo que  podemos conseguir es ser visibles, que no es poco. Teniendo en cuenta que hay mucha competencia, ser capaces de obtener una mínima cuota de atención de nuestra audiencia ya es un logro. 

Además, las redes sociales de tu inmobiliaria también te servirán para construir relaciones de confianza con tus posibles clientes. Por eso no puedes empezar hablando directamente de tus productos así de primeras. Tienes que llamar su atención con contenido útil y de interés para que conozcan cómo es tu negocio, qué haces, cuáles son tus valores, etc. Y después, si están interesados, podrás iniciar una conversación relacionada con tus productos. 

Lo importante, por lo tanto, es conseguir estar en la mente de tu público cuando necesite de un servicio como el que tú ofreces. De esta forma, incluso puede que obtengas algún contacto que acabe en venta, pero este no debe ser tu principal objetivo en redes sociales.

Consejos para empezar a gestionar las redes sociales de una inmobiliaria

Ahora que ya tienes claro para qué sirven las redes sociales de una inmobiliaria, te cuento cómo empezar a gestionar de manera profesional tus redes sociales.

1. Definir objetivos: ¿Qué quieres conseguir?

Es fundamental que tengas claro qué quieres conseguir porque eso influirá en la elección de las redes sociales que vas a trabajar. Como bien sabes, no puedes estar en todas, debes seleccionar aquellas que te vayan a ayudar a conseguir los objetivos que te has marcado y trabajarlas a diario, y con calidad.

Te pongo algunos ejemplos de posibles objetivos que podría tener tu inmobiliaria en redes sociales:

  • Que la gente conozca la empresa y a los que la forman, cómo se trabaja, qué valores tiene, etc.
  • Obtener visitas a los contenidos propios que se crean en la web o el blog.
  • Posicionarse como líder de opinión en el sector.
  • Mostrar el tipo de servicios o productos que se trabajan, sobre todo si son muy específicos.

Aquí también es muy importante tener claro junto con los objetivos, el público al que te vas dirigir, lo que se denomina buyer persona. Esto también te ayudará a decidir si trabajarás una red social u otra. Por ejemplo, los más jóvenes estarán en Instagram, la gente de más de 40 en Facebook y los inversores probablemente en LinkedIn.

2. Establecer una línea de contenido a seguir

Para tener visibilidad hay que ofrecer contenido interesante, útil y creativo. Lo de publicar solo información sobre inmuebles que tienes en cartera y además de una forma visualmente poco atractiva, no te beneficiará en absoluto. Así solo conseguirás que la gente que sigue tu perfil se acabe cansando y deje de seguirte.

Aquí tienes algunas ideas para que empieces a publicar:

  • Busca influencers del sector, empresas y/o profesionales de referencia que generen contenidos de forma regular que pueda interesar a tu público, y comparte sus publicaciones. Vete fijando en cuáles son sus fuentes para que puedas tú también acudir a ellas directamente y convertirte así en referencia para otros.
  • Ve desarrollando un estilo personal. Cuando compartas contenido de terceros aporta tu punto de vista, tu opinión, algún comentario personal basado en tu experiencia, etc. De esta forma estarás añadiendo valor a tus seguidores.
  • Crea contenido propio sobre temas que puedan interesar al público al que te diriges. Por ejemplo, guías sobre cómo son las zonas en las que vendes o alquilas viviendas, informes sobre la situación del sector, consejos para encontrar la vivienda ideal o para vender, curiosidades o descripciones sobre inmuebles singulares que tengas en cartera, tips de inspiración en decoración o arquitectura, información sobre impuestos, trámites, contratos, hipotecas, seguros, etc.

Lo importante es que seas regular. Empieza publicando un mínimo de veces a la semana y ve aumentando la periodicidad conforme te vayas sintiendo más seguro de que puedes mantener el ritmo de publicación.

3. Mostrar siempre profesionalidad

Las redes sociales son una de las principales vías de contacto con tu público, por lo que una vez que te decidas a apostar por ellas, tienes que hacerlo con seriedad y asignando presupuesto para ello si es necesario. Porque si no tienes tiempo para gestionarlas con un mínimo de calidad, antes de empezar a publicar por publicar o directamente abandonarlas, lo mejor es que delegues esta tarea en un profesional.

Al igual que cada miembro de tu empresa ocupa un puesto para el que está cualificado, también la persona que se ocupe de gestionar las redes sociales tiene que estarlo. De lo contrario, la imagen de tu negocio puede verse perjudicada.

4. Anotar las métricas más importantes

Las redes sociales requieren de mucha paciencia y los momentos de desesperación por no crecer al ritmo que te gustaría llegarán, te lo aseguro. 

Así que cuando te llegue, primero inspira y luego evalúa si estás más cerca de alcanzar tus objetivos que cuando empezaste. Para ello, diaria o semanalmente anota las métricas más importantes: número de seguidores, alcance de las publicaciones, impresiones, nivel de interacción (cantidad de likes, comentarios, etc). 

Si analizando todos estos datos mensualmente logras tener una visión del camino que has recorrido y lo que has logrado desde que empezaste, verás que vale la pena seguir trabajando tus redes sociales y no acabarás abandonándolas.

Visita nuestro blog ¿Te interesa el copywriting y el marketing de contenidos?

Si prefieres crear tú mismo tu contenido, pero no sabes cómo empezar. Aquí encontrarás información, consejos y técnicas para que comiences desde ya a generar el contenido digital que se merece tu marca. ¡Entra y echa un vistazo!

Consejos para empezar a gestionar las redes sociales de una inmobiliaria de manera profesional

Las redes sociales han cambiado nuestra forma de relacionarnos y buscar información, ...

Leer más

Blog jurídico: 12 ventajas que puede aportarte como abogado

La mayoría de las consultas legales que realizan los internautas se hacen ...

Leer más

¿Por qué crear un blog inmobiliario? 5 beneficios que puede aportar a tu negocio

Según Hubspot, los negocios que incluyen un blog en su estrategia de ...

Leer más